Desplegar una red definida por software (SDN) aumenta la seguridad de la empresa, ya que permite detectar incidencias más rápido para ser resueltas antes.