• Flock of wintering Barnacle Goose(branta leucopsis)in wadden Sea,East Frisia,lower saxony,Germany

#ADNCLOUD

Innovación en la sociedad digital

Categorías

Servidor y Hosting: conceptos, funciones, diferencias y tipos

Servidor hosting
Tiempo de lectura: 7 minutos

Dentro del ecosistema informático de una empresa, es fundamental conocer todo lo relacionado con el servidor y hosting. Por un lado, el servidor se encarga de hacer fluir la información dentro de la organización. Por otro lado, el hosting es el que hace posible que la página web de la empresa pueda ser visible en internet. Como verás, ambas tecnologías son fundamentales para todo negocio,

New Call-to-action

Conceptos de servidor y hosting

Los conceptos de servidor y hosting están naturalmente muy relacionados, pero también presentan diferencias radicales. Por ello, es necesario conocer qué es un servidor y qué es un hosting para comprender qué tienen en común y qué de diferentes.

¿Qué es un servidor?

Un servidor es un elemento informático que se encarga de enviar información a otros elementos conectados a él, estos últimos llamados “clientes”. En líneas generales, hay dos modalidades en las que puede existir un servidor:

  • Servidor basado en hardware: es un ordenador físico que se encuentra conectado a una red informática, y cumple la función de enviar datos y recursos al resto de dispositivos conectados a dicha red.
  • Servidor basado en software: es un programa informático que les brinda un servicio especial a otros programas (clientes) para que estos lo puedan usar a nivel local o a través de una red.

¿Qué es hosting web?

servidor hosting que es

El hosting es un servicio de alojamiento web mediante el cual un usuario contrata un espacio de almacenamiento en un servidor físico, donde aloja allí toda la información relacionada con su página web.

Funciones del servidor y hosting

Entendiendo que servidor y hosting son dos elementos informáticos distintos desde su concepción, hay que analizar las funciones de cada uno para saber cómo es que ambos se complementan.

¿Para qué sirve un servidor?

Un servidor sirve para distribuir tareas entre distintos ordenadores y hacerlas disponibles de manera independiente para más de un usuario final. Esto gracias al establecimiento de una red informática basada en un modelo cliente-servidor.

Cada uno de los servicios disponibles es ejecutado por un servidor basado en software en específico, teniendo en cuenta que dentro de un servidor basado en hardware pueden funcionar múltiples servidores basados en software.

¿Para qué sirve un hosting?

El hosting sirve para hacer que las páginas web puedan ser visibles en internet. Para lograrlo, el hosting funciona como una especie de disco duro donde se guarda la información y los datos de una página, la cual está identificada con un nombre único conocido como dominio.

De este modo, cuando un usuario hace una consulta sobre esa página web, internet utiliza el nombre de dominio para encontrarla, acceder a ese “disco duro” (servidor) y extraer la información que el usuario quiere ver.

¿Cuál es la diferencia entre servidor y hosting?

La diferencia entre servidor y hosting es que el servidor es una máquina conectada a internet que ofrece múltiples recursos y capacidades, mientras que el hosting es solo un espacio de almacenamiento dentro del servidor.

Es decir, el hosting es uno de los múltiples recursos que ofrece el servidor, específicamente un recurso de alojamiento web en la nube online. Por lo tanto, en un mismo servidor pueden funcionar múltiples hostings.

Tipos de servidor y hosting

servidor hosting gratuito

Los tipos de servidor y hosting varían según sus funcionamientos, modalidades de uso, protocolos de comunicación, desempeños dentro de la red, tipologías de acceso, entre otros factores.

Tipos de servidor

Existen muchos tipos de servidores, pero entre los principales están los siguientes:

  • Servidor web o servidor HTTP: organiza y entrega páginas web a clientes como pueden ser los navegadores web. Esto a través de una comunicación basada en HTTP.
  • Servidor de archivos: almacena los datos a los que acceden los clientes mediante una red, lo cual permite que más grupos de trabajo puedan acceder a los mismos datos.
  • Servidor de correo electrónico: hace posible la disponibilización, la recepción y el envío de los correos electrónicos gracias a varios módulos de software.
  • Servidor de base de datos: facilita que los distintos programas puedan acceder, mediante una red, a uno o varios sistemas de bases de datos.
  • Servidor proxy: intermedia la comunicación dentro de una red, recibiendo las solicitudes de red y transmitiéndolas mediante su propia dirección IP.
  • Servidor DNS: traducen los nombres de host a sus respectivas direcciones IP, por lo que son una parte vital de la red informática mundial (WWW).

Tipos de hosting

Tal como señalamos en el punto anterior, existen varios tipos de servidor y hosting. En este sentido, algunos de los principales tipos de hosting son:

  • Hosting cloud: brinda sus capacidades de manera virtual y remota gracias a un modelo de Infraestructura como Servicio (IaaS) de almacenamiento en la nube, lo que permite que sus recursos sean escalables.
  • Hosting dedicado: es cuando se contrata un servidor físico completo, lo que permite que el usuario pueda utilizar el 100% de sus recursos sin tener que compartirlos.
  • Hosting compartido: es cuando varios usuarios contratan un mismo servidor, por lo que el uso de sus recursos es compartido entre todos ellos, quienes no pueden controlar el rendimiento.
  • Hosting VPS: un servidor virtual privado o Virtual Private Server (VPS) es una máquina física cuyos recursos se dividen de manera virtual entre distintos usuarios, quienes pueden controlar el rendimiento que necesitan.

Los sistemas de almacenamiento son muy variados, el uso de estos depende de las necesidades informáticas y de negocio que se quieran cubrir. De aquí la necesidad de entender a detalle cuáles son tanto las similitudes como las diferencias entre servidor y hosting.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.