ADN Cloud

Innovación en la sociedad digital

Categorías
New Call-to-action

Por qué ya no tienes que comprar un servidor

comprar servidor
Tiempo de lectura: 3 minutos

Frente al actual entorno tecnológico y de negocio en constante evolución, las inversiones necesarias para comprar un servidor físico y los gastos asociados a su operación y mantenimiento se hacen cada día más difíciles de justificar. En este sentido, el auge del Cloud Computing permite a las empresas de todos los tamaños ahorrar estos costes de forma importante.

Ventajas de la Nube VS comprar servidor

En primer lugar, mover nuestros servidores a la nube pública supone un importante ahorro de costes de infraestructura, pero también del personal dedicado a su operación, administración y mantenimiento.

Un servidor físico comporta un gasto importante, ya que en nuestro presupuesto tenemos que considerar que necesitaremos otros dispositivos como routers, switches, SAIS y generadores, sistemas de refrigeración, sistemas de seguridad, y de extinción, además del espacio físico ocupado y el coste de las obras necesarias. Todos estos costes e inversiones en compras de bienes, que iría a engrosar el CAPEX, pueden ser trasladados a OPEX gracias al pago por uso de servicios Cloud.

En este sentido, la nube nos permite también reducir nuestra dependencia de la financiación externa, ya que los costes se trasladan a pagos por uso con periodicidad mensual, eliminando la necesidad de grandes desembolsos iniciales.

 

New Call-to-action

 

Sin embargo, la ventaja principal de un servidor en la nube es representada por la oportunidad de beneficiarnos de una actualización tecnológica constante, lo que es de extrema importancia considerando el creciente ritmo de evolución de las tecnologías digitales. Además, se eliminan los riesgos que estaban representados por la obsolescencia de las herramientas y la discontinuidad en el soporte por parte de los proveedores.

Por otro lado, la alta escalabilidad de una solución en la nube nos permite poder aumentar o disminuir los recursos contratados según nuestras necesidades en tiempo real, sin que esto se traduzca en la compra de dispositivos o herramientas adicionales y en los gastos de migración.

También se reducen los riesgos de seguridad, ya que la actualización constante de las herramientas tecnológicas proporcionadas como servicio en la nube comporta la adecuación a los nuevos requisitos y retos de seguridad introducidos por ataques cibernéticos, el descubrimiento de vulnerabilidades o el cambio del entorno legal.

Finalmente, el Cloud permite a una empresa externalizar aquellas funciones que no son explícitamente necesarias, y centrarse en el core de su negocio. Esto es extremadamente importante para empresas de tamaño pequeño o para startups que quieren estar enfocadas en sus procesos de negocio y dejar las cuestiones no fundamentales en la mano de proveedores especializados.

Por último, y no por esto menos importante, la rápida evolución tecnológica y un entorno de negocio constantemente cambiante introducen un riesgo importante a la hora de planificar inversiones en tecnologías que pueden afectar a los años a seguir. En este sentido, moverse al Cloud reduce enormemente el riesgo a equivocarnos debido a la alta flexibilidad de las soluciones que se pueden adaptar a cambios en nuestras necesidades y requisitos.

La virtud está en el término medio: la Nube Híbrida

Con las ventajas del Cloud, comprar un servidor ya no es una prioridad para una empresa. Sin embargo, el nuevo entorno legal introducido por el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) podría cambiar las reglas del juego. Y, en este sentido, el Cloud Híbrido viene en nuestra ayuda. Con un entorno híbrido, es posible crear una nube privada para los datos que necesitan un mayor nivel de protección, una nube pública que nos permita escalabilidad, y al mismo tiempo beneficiarnos de las capacidades híbridas para conectar y unificar todas nuestras nubes, servicios y datos.

Según un estudio de NTT, casi dos tercios de las grandes compañías europeas ya tienen en marcha una estrategia de Cloud híbrido y se benefician de ventajas como una implementación más rápida, una mejor agilidad empresarial y una reducción de costes.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.