master big data
Tiempo de lectura: 3 minutos

El Big Data ha revolucionado a miles de empresas, que pueden aprovecharse de sus ventajas poniendo los datos en el centro de sus negocios y convertirse así en organizaciones data driven. Sin embargo, más allá de la tecnología, es necesario disponer de perfiles profesionales adecuados, lo que ha disparado la demanda en este campo. Por esto, cursar un master en Big Data puede ser una buena idea para dar la vuelta a nuestra carrera profesional.

Grandes datos, grandes oportunidades laborales

La demanda de perfiles laborales ligados al Big Data, no hace más que aumentar. Según un estudio de la Comisión Europea, en 2016 había más de 6 millones de empleos relacionados con datos, que aumentarán a más de 10 millones en 2020. Para este año, se generará una demanda en toda Europa de 769.000 empleos en Big Data. Por otro lado, según un estudio de IBM, en 5 años se crearán 364.000 nuevos empleos en Big Data solamente en los Estados Unidos, llegando a los 2,7 millones de empleos totales en 2020 en este país.

Un master en Big Data para convertirte en un profesional del futuro

El Big Data ha generado una gran variedad de perfiles profesionales, a todos los niveles. Veamos a continuación los principales:

  • Chief Data Officer (CDO): es el ejecutivo responsable de estrategia global de datos de la empresa, y de su diseño, implantación y optimización. Se ocupa de la gobernanza de datos, la calidad de datos y de los asuntos regulatorios. Aunque su rol se está trasformando, orientándose más hacia el negocio.
  • Analistas de Datos: analizan sistemas de datos y diseñan sistemas automatizados para recuperar información de la base de datos y compilar informes.
  • Administradores de Base de Datos: administran la base de datos de una empresa (tradicionales, Data Warehouse o Data Mart), lo que incluye gestionar actualizaciones y modificaciones, realizar copias de seguridad y garantizar que la base de datos permanezca estable.
  • Científicos de Datos: perfiles híbridos que aprovechan sus habilidades técnicas y conocimiento del negocio para analizar datos brutos y presentar sus conclusiones a los decisores claves de la empresa.
  • Arquitectos de Datos: son los responsables de convertir las directivas comerciales en soluciones de bases de datos. Trabajan con los ingenieros de Big Data para crear flujos de trabajo de datos que logren los objetivos de negocio.
  • Gestores de Base de Datos: dirigen el equipo de datos y mantienen el entorno de base de datos de la empresa, junto con las tareas de gestión estándar.
  • Ingeniero de Big Data: son los mediadores entre los ejecutivos y los científicos de datos y se encargan de que estos últimos comprendan los principales objetivos de la empresa. Además, ayudan al equipo de ingeniería a procesar datos de acuerdo con los objetivos de negocio, manejan grandes cantidades de datos en bruto y evalúan nuevas fuentes de datos.

Los centros de formación apuestan por el Big Data

Estudiar un master en Big Data realmente merece la pena: profesionales con competencias en tecnologías como MapReduce, Apache Pig, Machine Learning, Apache Hive y Apache Hadoop son recompensados con sueldos anuales superiores a los 100 mil dólares, según el estudios de IBM mencionado anteriormente.

Frente al reto que supone el aumento de la demanda por parte de las empresas de perfiles legados a los datos, los centros de formación han respondido diseñando una gran oferta de titulaciones, cursos, grados o master en Big Data. La gran multidisciplinaridad que requiere una estrategia de datos en una empresa, hace que los programas ofertados sean muy distintos, aunque se orienten básicamente en dos grandes bloques: orientados a la tecnologías y orientados al negocio.

No todo es tecnología: la importancia de la visión de negocio

Para aprovechar las ventajas del Big Data, cualquier empresa deberá dotarse tanto de los profesionales adecuados, como de programas para que sus empleados actuales se formen en las disciplinas de datos. Sin embargo, lo que es aún más importante es generar una cultura data driven en todos los niveles de la empresa, desde el departamento de TI a la alta dirección, para que cualquier decisión se tome basándose en los datos.

New Call-to-action