ADN Cloud

Innovación en la sociedad digital

Categorías
New Call-to-action

Más allá del IaaS PaaS SaaS: el todo como servicio (XaaS)

iaas paas saas
Tiempo de lectura: 5 minutos

Los tres pilares tradicionales del Cloud Computing, IaaS PaaS SaaS, han hecho posible la explosión de una gran variedad de servicios ofrecidos en la nube. Ha llegado la era del “todo como servicios” o XaaS.

El auge del Cloud Computing

Aunque ya existían modelos precursores, como el utility computing o los proveedores de servicios de aplicación, es a partir de los años 2000 que nace el concepto moderno de cloud computing, gracias a empresas como Salesforce y, más tarde, Amazon Web Services.

Lo que hace que el Cloud Computing sea un modelo rompedor, es la posibilidad que brinda a cualquier empresa de alquilar el acceso a cualquier recurso, desde aplicaciones hasta almacenamiento, a un proveedor de servicios en la nube. Estas empresas se benefician de un importante ahorro de coste y de complejidad al no tener que mantener su propia infraestructura de TI. A su vez, los proveedores de servicios se benefician de importantes economías de escala mediante la prestación de los mismos servicios a una amplia gama de clientes.

La importancia actual del Cloud Computing se refleja en que ya representa más de un tercio del gasto global en tecnologías de la información, según datos de IDC.

 

New Call-to-action

 

Modelos de servicios principales: IaaS PaaS SaaS

En 2002 el NIST, el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos, se ocupó de establecer los conceptos principales. En su primera definición de cloud computing, identificaba los tres modelos de servicios que constituyen la base de la nube: Iaas Paas SaaS.

  • Software como servicio (SaaS). El proveedor proporciona aplicaciones que se ejecutan en la nube y que pueden ser accedida por el cliente a través de varios dispositivos, con interfaces ligeras (como un navegador web) o mediante interfaces (API). En este caso, el proveedor administra tanto las aplicaciones, como los demás recursos subyacentes: red, servidores, sistemas operativos, almacenamiento, etc.
  • Plataforma como servicio (PaaS). El proveedor proporciona la posibilidad de desplegar sobre su infraestructura de nube, aplicaciones desarrolladas (o adquiridas) por el cliente, que mantiene el control sobre ellas. El proveedor se ocupa de administrar todos los demás recursos subyacentes.
  • Infraestructura como servicio (IaaS). En este caso, el proveedor proporciona procesamiento, almacenamiento, redes y otros recursos informáticos fundamentales sobre los cuales el cliente puede implementar y ejecutar sistemas operativos, almacenamiento y aplicaciones.

Según IDC, el software como servicio (SaaS) es el modelo dominante, y representa actualmente dos tercios del gasto en nube pública. Las aplicaciones más requeridas, son las aplicaciones de gestión de relaciones con los clientes (CRM) y de gestión de recursos empresariales (ERM).

El futuro del Cloud Computing: XaaS

Sin embargo, estamos viendo como en los últimos tiempos este modelo tradicional basado en Iaas Paas SaaS se está ampliando, multiplicándose la oferta de todo tipo de componentes que se ofrecen como servicio. Este nuevo modelo, llamado “todo como servicio” o “XaaS”, promete extender las ventajas del cloud computing a cualquier área o proceso de las empresas, para soportar distintos objetivo de negocio, desde recursos humanos, hasta la seguridad. De esta manera, las empresas pueden ser más ágiles y escalables, reducir sus ciclos de mejora continua y avanzar a grandes pasos hacia la transformación digital, estando preparadas para adoptar las grandes tendencias futuras. Por otro lado, las empresas mismas también deben estar preparadas para ofrecer sus capacidades como servicio, en un mercado que inevitablemente se encamina hacia la nube.

 

New Call-to-action

 

Más allá del IaaS PaaS SaaS: algunos tipos de XaaS

¿Qué es XaaS? Realmente, gracias a la nube, todo puede ser proporcionado como servicio. Vamos a ver algunos de los modelos principales de XaaS:

  • Almacenamiento como Servicio (STaaS). Es un modelo en el que un proveedor alquila su infraestructura de almacenamiento a otra empresa para almacenar datos. Es a menudo muy conveniente para pequeñas empresas, para realizar copias de seguridad y ahorrar en costes de personal técnico, hardware y espacio de almacenamiento físico.
  • Contenedores como Servicio (Caas). Se trata de un concepto intermedios entre IaaS y PaaS y permite a los departamentos de TI y a los desarrolladores disponer de contenedores a demanda y beneficiarse de esta tecnología sin tener que crear y operar una infraestructura de contenedores propia.
  • Funciones como Servicio (FaaS). Permite a los desarrolladores desarrollar, ejecutar y administrar funcionalidades de aplicaciones, abstrayéndose  de las decisiones de administración de servidores y de infraestructura de bajo nivel (lo que se conoce como “serverless computing”). Este modelo se utiliza para construir aplicaciones basadas en microservicios.
  • Hardware como Servicio (HaaS). Consiste en la posibilidad de alquilar hardware de un proveedor externo, En el caso de que el hardware se ubique en las instalaciones del proveedor, se habla de “grid computing”. Aunque pueda parecer poco innovador, este modelo puede proporcionar grandes ventajas a empresas que trabajan con el Internet de las Cosas (IoT).
  • Base de Datos como Servicio (DBaaS). Es un tipo particular de PaaS, en el cual se proporciona al cliente un sistema de bases de datos sin que este tenga que preocuparse por el hardware o el software necesarios. Permite disfrutar de una gran portabilidad pudiendo trasladar la base de datos con gran facilidad.
  • Seguridad como Servicio (SECaaS). Incluye la provisión de servicios de seguridad como: la Gestión de Identidades y Accesos, la prevención contra la perdida de datos (DLP), la seguridad del correo electrónico, la seguridad Web (antivirus, anti malware, anti spam, etc.), la encriptación, las Auditorias de servicios Cloud, la Gestión de la Intrusión, entre otros.
  • Recuperación ante Desastres como Servicio (DRaaS). En línea con el modelo anterior, proporciona servicios orientados a garantizar el negocio frente a eventos excepcionales, como las copias de seguridad en la nube, los Data Center alternativos, o la replicación de datos.
  • Comunicaciones como Servicio (CaaS). Incluye la provisión de servicios de comunicación como Voz sobre IP (VoIP), mensajería instantánea (IM), herramientas de videoconferencia o de colaboración.
  • Red de trabajo como Servicio (NaaS). Permite a los usuarios beneficiarse de servicios de red bajo subscripción como las Redes Privadas Virtuales (VPN), el ancho de banda bajo demanda (BoD) y las Redes Virtuales Móviles.

Los retos del XaaS

Es inevitable que cada servicio en la esfera de las tecnologías de la información acabará ofreciéndose en la nube, por lo cual, más allá de los tradicionales Iaas Paas SaaS, el modelo XaaS se afianzará aún más con el tiempo. Sin embargo, no todos los ventajas, ya que también el “todo como servicio” se enfrenta a los grandes retos comunes al cloud computing. La confianza en el proveedor de servicios es esencial, por lo cual es imprescindible en cada caso definir acuerdos de nivel de servicio (SLA) adecuados.

Finalmente, hay que tener en cuenta que subirse a la nube no significa librarse de responsabilidades, sino que estas se comparten entre el proveedor y el cliente. Este último deberá seguir dotándose de los expertos necesarios capaces de diseñar y administrar una estrategia de XaaS que le permita beneficiarse de las ventajas de la nube y minimizar los riesgos.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.