• Flock of wintering Barnacle Goose(branta leucopsis)in wadden Sea,East Frisia,lower saxony,Germany

#ADNCLOUD

Innovación en la sociedad digital

Categorías

Inteligencia artificial en las empresas: definición, beneficios y riesgos

inteligencia artificial en las empresas
Tiempo de lectura: 4 minutos

La inteligencia artificial (IA) no es nueva, ha existido durante décadas. Sin embargo, debido a las mayores velocidades de procesamiento y al acceso a vastas cantidades de datos enriquecidos, la IA está comenzando a echar raíces en nuestra vida cotidiana.

Los sistemas de inteligencia artificial tienen aplicaciones en muchas áreas. Estas tecnologías son fundamentales para generar innovación, brindar nuevas oportunidades de negocios y cambiar la forma en que operan las empresas.

New Call-to-action

¿Qué es la inteligencia artificial (IA)?

La inteligencia artificial es una rama de la informática que se centra en el desarrollo de equipos inteligentes que pueden aprender por sí mismos. El término ‘inteligencia artificial’ se aplica comúnmente a dispositivos o aplicaciones capaces de llevar a cabo tareas específicas de forma humana, imitando funciones cognitivas como las siguientes:

  • Aprendizaje
  • Razonamiento
  • Resolución de problemas
  • Percepción visual
  • Comprensión del lenguaje

¿Qué tipos de inteligencia artificial existen?

En la actualidad, existen dos tipos principales de IA:

  1. IA aplicada. Es la modalidad más común e incluye sistemas diseñados para llevar a cabo de manera inteligente una sola tarea, por ejemplo, guiar un vehículo sin conductor.
  2. IA generalizada. Este tipo de inteligencia artificial incluye sistemas o dispositivos que, en teoría, pueden ocuparse de cualquier tarea, ya que tienen suficiente inteligencia para encontrar soluciones a problemas desconocidos. Se trata de una tecnología en etapas muy tempranas de desarrollo.

A lo largo de los años, la investigación en IA ha permitido muchos avances tecnológicos, entre ellos algunos tan conocidos como las recomendaciones de compra en un e-commerce, las de visualización de películas y series en una plataforma de entretenimiento, los agentes virtuales y chatbots, la publicidad dirigida o la conducción autónoma.

Ligados al ámbito empresarial, la inteligencia artificial permite disfrutar de avances como el reconocimiento de patrones, el reconocimiento de voz o la analítica predictiva. Muchos de los cuales son ahora de uso habitual en las organizaciones y ofrecen soluciones a una gran cantidad de desafíos empresariales y problemas complejos.

¿Cómo utilizan las empresas la inteligencia artificial?

Desde la gestión del flujo de trabajo hasta las predicciones de tendencias, AI tiene muchos usos diferentes en los negocios. También proporciona nuevas oportunidades de crecimiento gracias a la innovación que propicia y al aumento de la eficiencia en los procesos.

Dependiendo del tipo de tecnología de IA los programas inteligentes pueden realizar tareas individuales específicas, como el control de robots; o tareas cognitivas complejas basadas en su comprensión de cómo ciertas cosas funcionan.

Así, la inteligencia artificial puede emplearse, por ejemplo, con cualquiera de los siguientes objetivos:

  • Mejora del servicio al cliente mediante el uso de programas de asistente virtual para brindar soporte en tiempo real a los usuarios.
  • Automatización de cargas de trabajo, recopilando y analizando datos de sensores inteligentes o usando algoritmos de aprendizaje automático para clasificar el trabajo o enrutar automáticamente las solicitudes de servicio.
  • Optimización de la logística, planificando rutas de transporte y ajustando las necesidades de inventario a la demanda.
  • Aumento de la la eficiencia en la fabricación, a través de la integración de robots industriales en el flujo de trabajo para que se ocupen de tareas rutinarias o de trabajo intensivo.
  • Predicción de comportamiento en línea, que permite lanzar ofertas de productos a medida, detectar fraudes en las tarjetas de crédito o personalizar anuncios.
  • Administración y análisis de datos, para conseguir una visión significativa de los activos, la marca, el personal o los clientes.
  • Mejora de la efectividad de las iniciativas de marketing, mediante un seguimiento del comportamiento del usuario y la automatización de tareas rutinarias.

¿Cuáles son los beneficios empresariales de la inteligencia artificial?

Muchas empresas utilizan la tecnología de inteligencia artificial para reducir los costes operativos, aumentar la eficiencia, impulsar los ingresos y mejorar la experiencia del cliente.

De hecho, el impacto de la inteligencia artificial en los negocios puede traducirse fácilmente a rentabilidad. Basta con hacer la elección tecnológica adecuada e implementar una solución de IA para obtener nuevas capacidades como:

  • Ahorro de tiempo y dinero al automatizar los procesos y tareas de rutina.
  • Impulso a la eficiencia en las operaciones y aumento de la productividad.
  • Toma de decisiones empresariales más rápida basada en los resultados de las tecnologías cognitivas.
  • Prevención de fallos de sistema y errores humanos.
  • Predicción efectiva de las preferencias de los clientes, que permite ofrecer una experiencia mejor y más personalizada.
  • Optimización del negocio, la fuerza laboral o los productos.
  • Aumento de los ingresos identificando y maximizando las oportunidades de ventas.

La búsqueda de soluciones a problemas inesperados, la respuesta a la competitividad del mercado o la demanda de los clientes pueden ser razones para decidirse a considerar la IA.

Créditos fotográficos: agsandrew

 

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.