ADN Cloud

Innovación en la sociedad digital

Categorías
New Call-to-action

Hosting Cloud, compartido, dedicado o VPS ¿Cuál elegir?

hosting cloud
Tiempo de lectura: 3 minutos

A medida de que las empresas van consolidando su apuesta en la nube, son muchas las dudas que se presentan. A la hora de tener que elegir entre un hosting Cloud y otras modalidades de alojamiento, hay que tener en cuenta nuestros requisitos de negocio para poder efectuar la elección correcta.

Hosting Cloud y otros tipos de alojamiento

Existen cinco tipologías de hosting principales y cada una de ella presenta sus ventajas y desventajas:

  • Hosting dedicado. En esta modalidad, se contrata a un servido físico entero, lo que permite disfrutar de todos los recursos sin tener que compartirlos. Sin embargo, supone una responsabilidad elevada, al tener que gestionar la infraestructura.
  • Hosting compartido. Se trata de una modalidad de alojamiento en la cual distintos clientes comparten los mismos recursos de un servidor (CPU, memoria, espacio en disco) sin tener control sobre el rendimiento. Como resultado, solo tienen acceso limitado a una pequeña parte de los recursos del servidor. Su principal ventaja es la economicidad y facilidad de uso, lo que es causa de su gran popularidad, sobre todo para páginas web de tamaño limitado. Sin embargo, sus grandes desventajas son un rendimiento más lento (al compartir el servidor entre distintos clientes), un mayor riesgo de tiempo de inactividad y dificultades para escalar.
  • Hosting VPS. Un VPS, o servidor virtual privado, es una máquina física cuyos recursos se dividen entre múltiples usuarios, pero pudiendo estos mantener cierto control sobre el rendimiento, lo que genera ventajas con respecto al hosting compartido. Sus principales desventajas son su escasa tolerancia a los fallos de hardware y la dificultad a la hora de garantizar la disponibilidad real de los recursos contratados.
  • Hosting Cloud. Se trata de un modelo de infraestructura como servicio (IaaS) que proporciona un conjunto de servicios virtuales. En el hosting Cloud toda la capacidad informática de una infraestructura o de un centro de datos se distribuye y se entrega a múltiples usuarios simultáneamente, lo que ofrece flexibilidad y escalabilidad. Además, proporciona una alta resistencia a los fallos de hardware.

¿Cómo elegir el tipo de hosting para mi empresa?

El tipo de hosting a elegir depende de las necesidades de nuestra empresa en términos de usuarios, negocio y de la escalabilidad deseada.

Si estamos planeando desarrollar una gran plataforma o aplicación con miles de visitadores cada mes, es recomendable tener en cuenta un hosting dedicado o un hosting Cloud, debido a la gran demanda que vamos a tener. Sin embargo, los requerimientos en términos de conocimientos técnicos son elevados, sobre todo en el caso del hosting Cloud.

Por otro lado, si vamos a implementar un pequeño blog o una página web limitada, y no disponemos de conocimientos técnicos avanzados, podemos decantarnos para un hosting compartido o VPS y, de paso, ahorrar en costes.

Finalmente a la hora de contratar un hosting, hay que tener en cuenta otras variables, como son: los límites de transferencias de datos, la disponibilidad de servicios de copias de seguridad, medidas de seguridad aplicadas por el proveedor, y requisitos de tipo técnicos, como la compatibilidad con ciertas soluciones que queremos instalar, como CMS y base de datos.

También, no hay que olvidar que existen casos donde la virtualización no es necesaria, y para los cuales la mejor elección es un hosting tradicional. Es el caso de servicios que necesitan todos los recursos de un servidor dedicado, como plataformas de acceso remoto, base de datos o software que hace uso intensivo de CPU, como aplicaciones de investigación.

A veces, la solución está en el termino medio, por lo cual se pueden implementar soluciones mixtas, que hacen uso tanto de un hosting virtualizado (VPS o Cloud) como tradicional.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.