• Flock of wintering Barnacle Goose(branta leucopsis)in wadden Sea,East Frisia,lower saxony,Germany

#ADNCLOUD

Innovación en la sociedad digital

Categorías

¿Estás preparado para el fin del soporte de SQL y Windows Server 2008?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Como ya anunció Microsoft, en Julio de 2.019 dejará de ofrecer soporte oficial para SQL Server 2.008 y 6 meses después, en Enero de 2.020 le toca el turno a Windows Server 2.008. Si en tu empresa aún estáis usando dichas versiones de estas herramientas, ¡que no cunda el pánico! A continuación, vamos a ver qué es lo que puedes hacer al respecto.

New Call-to-action

¿Qué opciones tengo?

Antes de nada, que Microsoft cese su soporte a dichos softwares, no quiere decir que estos vayan a dejar de funcionar, simplemente pararán de lanzar actualizaciones de seguridad, lo cual puede suponer un importante riesgo para nuestra organización. Veamos qué alternativas tenemos:

  1. Actualizar a una versión más reciente de Microsoft en local: esta opción requiere de inversión en nuevas licencias y probablemente en hardware. Al migrar a una nueva versión probablemente tengamos que hacer frente a problemas de diferente índole.
  2. Migrar al cloud público de Microsoft: aprovechando la situación del fin de soporte, donde sí o sí hemos de tomar decisiones y realizar cambios, si lo hacemos con la mirada puesta en el futuro y siguiendo la tendencia actual, podemos plantearnos migrar a la nube. Algo que Microsoft está incentivando, ofreciendo tres años de actualizaciones gratuitas a aquellas empresas que se pasen a su nube pública, Azure.
  3. Migrar al cloud híbrido Azure Stack: otra opción sería pasarnos a la nube híbrida de Microsoft para de esta manera aprovechar el incentivo que comentábamos en el punto anterior y obtener beneficios extras como el control de costes, velocidad acelerada de respuesta y localización de datos.

Nuestro consejo como expertos en cloud, sería elegir la opción número 3, ya que es la que más ventajas nos va a ofrecer. Aunque la segunda, también es totalmente válida. A continuación, vamos a ver en qué consistiría el proyecto de migrar nuestros sistemas 2.008 a la nube.

Factores a tener en cuenta al migrar a la nube

Para saber a lo que nos deberemos enfrentar en caso de elegir cualquiera de las dos migraciones cloud, vamos a ver en qué consistiría todo el proceso.

  • Fase de migración: siempre que cambiamos de un sistema a otro, va a ser necesario realizar un traspaso de datos y aplicaciones del antiguo al nuevo. Este movimiento hay que planificarlo y llevarlo a cabo con meticulosidad dada su importancia. Nuestro departamento de IT deberá de estar capacitado para llevar a cabo con éxito esta fase o deberemos contar con un tercero que se encargue de todo.
  • Los costes en la nube: deberemos de tener una previsión de lo que nos supondrá a nivel económico el estar trabajando con la nube una vez realizada la migración. En el cloud de Microsoft Azure el envío de datos no tiene coste, sin embargo las llamadas de descarga de datos de la nube sí. Por tanto va a existir un coste variable del servicio según el uso realizado, a no ser que nuestro proveedor de cloud nos ofrezca la posibilidad de contratar el uso de una cantidad de datos a un precio fijo.
  • Latencia: el tiempo de respuesta de las aplicaciones obviamente es un factor que debemos tener en cuenta. Este tiempo va a depender de dónde estén localizados geográficamente nuestros datos y aplicaciones, por eso lo ideal para reducir la latencia al mínimo es trabajar con servidores nacionales.
  • Ubicación de los datos: hoy en día, debemos de tener siempre controlados nuestros datos, ya que hay que cumplir con la normativa en cuanto a protección de datos, por lo que tenemos que saber dónde se aloja la información que maneja nuestra empresa. Si usamos la nube pública, no sabemos donde se encuentran alojados los datos, sin embargo si por ejemplo usáramos Azure Stack de Mediacloud sabríamos que toda la información se encuentra localizada en el Data Center de Barcelona.
  • Seguridad: el proveedor cloud con el que vayamos a trabajar, debe de darnos las máximas garantías en cuanto a seguridad. No podemos permitirnos que el funcionamiento de nuestra empresa o nuestros datos, se vean comprometidos por un fallo de seguridad.

Ahora que aún faltan algunos meses para el cese del soporte de Microsoft, es un buen momento para pensar en cómo vamos a enfrentarnos a esta situación y valorar todas las opciones que hay disponibles, teniendo en cuenta todo lo que hemos ido mencionando a lo largo de este artículo.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.