• Flock of wintering Barnacle Goose(branta leucopsis)in wadden Sea,East Frisia,lower saxony,Germany

#ADNCLOUD

Innovación en la sociedad digital

Categorías

¿Cómo hacer el diseño de base de datos?

diseño de base de datos
Tiempo de lectura: 3 minutos

Llevar a cabo un buen diseño de base de datos es imprescindible si queremos sacar el máximo partido a este tipo de entorno. Al hacerlo tendremos garantía de acceder siempre a la mejor información sean cuales sean las necesidades de nuestro negocio, lo que nos ahorrará esfuerzo, tiempo y recursos. Si trabajamos con esmero tendremos una base de datos bien diseñada que responderá a todas nuestras necesidades y que estará estructurada de una manera conveniente para que la exprimamos sin excepción.

New Call-to-action

Las claves de una buena base de datos

Antes de comenzar tenemos que mentalizarnos de cómo tiene que ser una buena base de datos si queremos realizar este trabajo de manera exitosa. Se deben tener en cuenta algunos consejos sobre lo que siempre hay que evitar y otros acerca de lo cual se tiene que fomentar. Por ejemplo, tenemos que evitar duplicar información, porque ese se trata del principal problema que vamos a encontrarnos en una base de datos mal diseñada. Si duplicamos estamos haciendo que la base de datos no sea práctica, que ocupe más espacio y que aumenten las posibilidades de que se produzcan errores y fallos que empobrezcan el sistema.

También debemos saber que es mejor que la mayor cantidad posible de campos estén rellenos y que no los dejemos vacíos. Además, tendremos que dividir la información en tablas específicas que nos ayuden a reducir los datos redundantes, accesos cómodos a la información y diseñar una base de datos que siempre mantenga la integridad de la información.

El proceso de diseño paso a paso

Comenzaremos llevando a cabo la definición del motivo y objetivo que tiene la base de datos, lo cual nos dará el mapa para lo que haremos en adelante. Tras esto buscaremos y organizaremos todos los datos que necesitemos a la hora de realizar la base de datos. Reuniremos una enorme cantidad de información que nos interesaría para la base de datos, siendo importante que nos aseguremos de conseguir todos los datos concretos de cada campo y cada elemento que vaya a formar parte de la base de datos.

Ahora dividiremos la información repartiéndola en tablas. Cada uno de los temas se debería convertir en una tabla independiente. Lo siguiente será convertir los elementos de información en columnas. Para ello lo que habrá que decidir será la información que queremos tener en cada una de las tablas. Cada objeto en este caso lo que hará será convertirse en uno campo de la tabla, lo que se puede representar en la forma de una columna.

Llegados a este punto definiremos la clave primaria de cada una de las tablas. Para ello hay que entender que la clave primaria es la columna que usaremos como identificación única para cada línea. Después de esto ya podremos comenzar a establecer relaciones entre las distintas tablas. Para ello podemos incluso crear nuevos campos o más tablas que nos ayuden a que todo quede debidamente organizado. Con este trabajo hecho podremos redefinir el diseño en busca de posibles problemas o aspectos a mejorar y cuando ya hayamos terminado lo que tendremos que aplicar serán las reglas de normalización. Con ellas nos aseguraremos de que todas las tablas están diseñadas correctamente. Si hay algún error es posible editar antes de acabar el proceso.

Esta es una forma resumida de diseñar bases de datos, pero que a grandes rasgos detalla perfectamente el proceso que vamos a realizar con una mayor profundidad en cada uno de los pasos. Diseñar bases de datos con éxito puede ayudarnos en el futuro a conseguir que nuestro trabajo sea más sencillo y, sobre todo, a que los resultados corporativos, resulten muy positivos gracias a la buena organización con la que estamos contando.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.