ADN Cloud

Innovación en la sociedad digital

Categorías
New Call-to-action

Cryptsy y el lado oscuro de las criptomonedas

cryptsy
Tiempo de lectura: 3 minutos

La aplicación más popular de la tecnología Blockchain, las criptomonedas, siguen protagonizando a los titulares de los medios de comunicación. Pero no siempre es para alabar sus bondades o su increíble rentabilidad. A menudo, tanto criptomonedas, como sistemas de billeteras digitales han sido objeto de demandas legales y algunas han acabado cerrando. El caso Cryptsy es un ejemplo de que el mundo de las criptomonedas que hay que extremar máxima precaución. Aunque no es el único.

Viejos fraudes para nuevos tiempos

La falta de regulación sobre criptomonedas unida a su elevada popularidad, está fomentando el nacimiento de mala prácticas en el sector. Algunas de ellas se han revelado ser auténticos esquemas piramidales o esquemas Ponzi. Es decir, viejos fraudes reconvertidos para nuevos tiempos. Los usuarios más vulnerables, que no tienen conocimientos financieros adecuados, están en el punto de mira de estafadores profesionales. Vamos a ver los principales casos recientes.

 

New Call-to-action

 

Cryptsy, uno de los primeros casos

En julio 2017, el CEO del billetero digital Cryptsy, Paul Vernon, fue declarado culpable en julio de robar más de 11 mil Bitcoin de sus clientes en 2014 y se le condenó a pagar 8,2 millones de dólares (el valor de las criptomonedas en ese momento) en daños y perjuicios. Actualmente Vernon se encuentra huido en China y no ha devuelto la suma. El caso también salpicó a otra billetera digital, Coinbase, que fue acusada de permitir a Vernon el lavado de dinero robado a través de su cuenta en el sistema.

La criptomoneda alternativa Nano también fue demandada recientemente por haber violado las leyes federales de valores dirigiendo a los inversores a abrir cuentas y colocar sus activos en una criptomoneda poco conocida y que después fue hackeada, resultando en perdidas de 150 millones de dólares.

Esquemas Ponzi y Pump and dump

BitConnect es una criptomoneda que se reveló finalmente ser un esquema Ponzi. En enero de 2018, Bitconnect cerró su plataforma de intercambio después de recibir dos avisos para cesar y desistir de los estados de Carolina del Norte y Texas. La moneda, que alcanzó un máximo histórico de hasta  437,31 dólares, cayó a 3 dólares en el momento de conocerse la imputación. Lo curioso de este caso es que algunos youtubers que promovieron a la moneda, también se están enfrentando a problemas legales.

La empresa Monkey Capital y su fundador Daniel Harrison, promovieron hace un año de forma fraudulenta una ICO (Initial Coin Offering) que luego resultó ser un esquema Pump and dump. Se infló el valor de una criptomoneda, para luego venderla a precio más alto, con la consecuente perdida de valor. Se ha demandado a la empresa para que devuelva a todos los inversores su criptomonedas.

 

New Call-to-action

 

ICOs y promesas sin cumplir

Giga Watt es una startup que pretende lanzar una herramienta de minado de criptomonedas. En el verano del año pasado, la empresa recolectó alrededor de 20 millones de dólares en su ICO. Sin embargo, en enero de 2018 la empresa fue demandada por un grupos de inversores que todavía no habían recibido sus criptomonedas, ni tampoco ninguna prueba válida de sus operaciones.

En un caso similar se encuentra el proyecto Tezos. En julio de 2017, el proyecto recaudó 232 millones de dólares, siendo la ICO de mayor tamaño hasta la fecha. Sin embargo, 8 meses después, la empresa se enfrenta a cuatro demandas colectivas por no cumplir con la legislación de valores. El lanzamiento de Tezos se retrasó y la moneda perdió más de la mitad de su valor. Mientras tanto, los inversores aún no han recibido sus monedas.

El futuro: más regulación

David Miller, uno de los abogados estadounidenses más famosos en este campo, está convencido de que gracias a estas acciones legales los gobiernos reaccionarán y pondrán más control al sector de las criptomonedas.

El blockchain y sus aplicaciones como las criptomonedas, abren infinitas posibilidades para el progreso tecnológico y económico, aunque, como en cada nuevo área tecnológica y digital, la indeterminación legal puede fomentar malas prácticas.

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.