contraseña
Tiempo de lectura: 2 minutos

Dicen que no existe contraseña en el mundo que sea inquebrantable, si bien es cierto que podemos acercarnos a construir una clave casi perfecta. Sobre todo, tenemos que tener en cuenta las características fundamentales que debe cumplir una contraseña ideal. La primera, y más importante, es que debe ser muy fácil de recordar; y la segunda, tenemos que fijarnos en su longitud. Se recomiendan, como mínimo, que contengan doce caracteres. Por eso, el uso de palabras tiene varios factores de riesgo: una corta extensión y facilidad para ser encontradas en un diccionario.

Contraseña indescifrable: Método Diceware

Para solucionar estos problemas tenemos el método Diceware, que utiliza una técnica sencilla, pero a la vez segura. Este método, ideado por Arnold G. Reinhold, solo necesita un dado con 6 caras para generar números o palabras que compongan la contraseña. Pero, ¿por qué este método es tan fiable y seguro?

La respuesta es simple, ya que responde a dos conceptos básicos: por un lado la contraseña se convierte en única e irrepetible, y por otro es aleatoria porque no sigue ningún patrón. Por este motivo, los expertos aseguran que las claves elaboradas con esta técnica solo están al alcance de ser descifradas por las agencias de los gobiernos más importantes.

Cómo aplicar el Método Diceware

¿Y cómo lo hacemos? Para llevarlo a cabo necesitamos lanzar el dado cinco veces para obtener un número de cinco cifras, por ejemplo, 63.325. Haremos esta operación 6 veces más, es decir, un total de 30 veces.

Supongamos que sale:

6,3,3,2,5,1,2,2,4,5,3,6,2,3,3,1,2,1,5,4,6,2,2,1,3,6,6,4,3,1

Ahora tenemos que agrupar los números de cinco en cinco, empezando por la izquierda:

  • 63325
  • 12245
  • 36233
  • 12154
  • 62213
  • 66431

A continuación, buscaremos en la lista la palabra contigua a cada número de 5 dígitos:

  • 63325 = tecleo
  • 12245 = 274
  • 36233 = gozoso
  • 12154 à 243
  • 62213 = sirga
  • 66431 = yeso

Así, la contraseña será la siguiente (con espacios entre cada palabra):

Tecleo 274 gozoso 243 sirga yeso

 

Ya lo advertía Reinhold, una frase de contraseña de seis palabras puede ser descubierta por una organización con muchos recursos y dinero, pero una de siete palabras o más se calcula que no podrá ser franqueada por ninguna tecnología hasta dentro de quince años.

¿A qué esperas para empezar a lanzar los dados y crear tu contraseña ideal?