• Flock of wintering Barnacle Goose(branta leucopsis)in wadden Sea,East Frisia,lower saxony,Germany

#ADNCLOUD

Innovación en la sociedad digital

Categorías
New Call-to-action

¿Cómo elegir los mejores servidores Cloud VS VPS?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Los servidores Cloud son una elección natural para un número creciente de empresas. Sin embargo, para ciertos tipos de proyectos es preferible contratar servidores VPS. En este artículo se explican las principales diferencias entre servidores Cloud y VPS y cuales son las ventajas dependiendo del tipo de proyecto.

New Call-to-action

¿Qué son los servidores Cloud VS VPS?

Los servidores Cloud son potentes infraestructuras que se proporcionan como servicios (IaaS) a través de la nube. Los servidores Cloud permiten virtualizar recursos distribuidos en distintos equipos físicos o también en distintas ubicaciones y centros de datos. Los servidores Cloud nos aportan todas las ventajas de la nube para dar un salto adelante en la transformación digital de nuestra empresa.

De forma similar, los servidores VPS (del inglés virtual private server, servidor privado virtual) permiten compartir recursos físicos entre distintos usuarios, aunque estos recursos se limitan a una sola máquina. Los servidores VPS nacieron de forma anterior al Cloud.

Diferencias entre servidores Cloud y VPS

Como hemos visto, los servidores Cloud y VPS tienen muchos parecidos, pero también unas diferencias en características clave que nos pueden ayudan en nuestra elección:

  • Abstracción: los servidores Cloud permiten abstraer los recursos físicos subyacentes, mientras que un VPS está ligado de forma unívoca a una maquina concreta.
  • Virtualización: los servidores Cloud se benefician de tecnologías de virtualización más avanzadas que permiten garantizar la disponibilidad de recursos.
  • Resistencia a fallos: al contrario del VPS, la redundancia y abstracción de los servidores Cloud proporcionan continuidad en el servicio en e caso de fallos físicos en el hardware de una de las maquinas.
  • Escalabilidad y flexibilidad: ambas soluciones permiten configurar de forma dinámica las características del servicio, en cuanto a RAM, almacenamiento, etc. Sin embargo, en el caso del VPS, esto se limita a los recursos totales de la maquina física, mientras que en los servidores Cloud la escalabilidad es virtualmente infinita, al estar alojado en la nube.
  • Disponibilidad: la virtualización de los servidores Cloud permiten asegurar en cada momento el nivel de prestaciones contratado. En el VP, en contra, el rendimiento depende del uso que los demás usuarios están haciendo de la misma máquina.
  • Conocimientos técnicos: el elevado nivel de personalización que nos ofrecen los servidores Cloud requieren de avanzados conocimientos para poder en cada momento dimensionar los recursos que necesitamos, a través de sus avanzadas consolas de gestión. Esto nos permite poder garantizar la disponibilidad de nuestros servicios frente a picos de uso y, al mismo tiempo, no desperdiciar dinero sobredimensionando los recursos.
  • Coste: el presupuesto suele ser a menudo el criterio para realizar nuestra elección. En este sentido, las limitaciones del VPS vienen compensadas por un menor coste con respecto a los servidores Cloud.

Servidores Cloud o VPS: ¿qué necesito?

A primera vista la elección entre servidores Cloud y VPS puede parecer difícil. Sin embargo, lo que nos puede ayudar de forma importante es tener en cuenta los requerimientos concretos de nuestros proyectos. A continuación, vamos a ver unas características que nos indicarán el tipo de servidor que necesitamos:

  • Número de visitadores: más visitas corresponden a más demanda de recursos, que los servidores Cloud pueden satisfacer mejor. Por otro lado, para una pequeña página web o blog será suficiente un buen servidor VPS.
  • Variaciones en la audiencia: si nuestro servicio va a tener importantes picos de demanda – como por ejemplo durante eventos especiales – entonces los servidores Cloud asegurarán una disponibilidad constante y completa.
  • Transferencia de datos: los picos de visitas también se traducen en mayor demanda de tasa de transferencia, lo que en los VPS puede ser más limitada.
  • Personal técnico: si no disponemos de expertos en Cloud Computing, quizás un servidor VPS sea mejor elección, aunque con los servicios Cloud gestionados es posible contratar servidores Cloud delegando la gestión.
  • Seguridad: el nivel de seguridad también nos marcará la decisión ya que, como hemos visto, los servidores VPS son menos resistentes a los fallos de hardware.
  • Cumplimiento normativo: si nuestro objetivo es cumplir con las nuevas normas en protección de datos, quizás será importante conocer en cada momento dónde se ubica nuestra información. En este sentido, la alta redundancia y descentralización de los servidores Cloud hace más difícil controlar dónde realmente están almacenados nuestros datos,
  • Presupuesto: finamente, el dinero que tenemos a disposición inevitablemente condicionará nuestra elección.

El uso del Cloud Computing no para de crecer. Según datos de Synergy Research Group, el gasto en infraestructuras Cloud subió el último año un 48%. En este artículo hemos visto las principales diferencias entre los más avanzados servidores Cloud y los más tradicionales servidores VPS y las ventajas que cada tecnología nos proporciona. Sin embargo, no hay que olvidarse que existen más tipologías de servidores a disposición, como los servidores físicos y dedicados, que para ciertos tipos de proyectos podrían ser la elección mejor.

Y tú, ¿cuál tipo de servidor necesitas para tu proyecto?

New Call-to-action

Entradas relacionadas

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.