sistema raid
Tiempo de lectura: 3 minutos

El sistema RAID (Redundant Array of Independent Disks) ha redefinido la manera en la cual las empresas almacenan datos. Sin embargo, es necesario conocer tanto los beneficios como las riesgos de este sistema antes de adoptarlo para nuestra empresa.

RAID, la virtualización del almacenamiento

El sistema RAID es una tecnología de virtualización de almacenamiento que consiste en combinar en una sola unidad lógica a varios discos físicos. El RAID fue ideado para lograr más seguridad mediante redundancia de datos y más velocidad de transferencias.

Ventajas y riesgos de un sistema RAID

Los RAID son utilizados para apoyar la operación de entornos virtuales y todas aquellas aplicaciones que requieran fiabilidad y escalabilidad. Entre las ventajas de un sistema RAID encontramos:

  • Protección de datos almacenados: la información se encuentra duplicada en varios discos, lo que disminuye el riesgo de pérdida de datos por fallos físicos de un disco.
  • Fiabilidad: la perdida de datos es menos probable con respecto a un almacenamiento tradicional.
  • Capacidad: al tratarse de unidades compuestas por varios discos, la capacidad total del sistema se multiplica.
  • Velocidad: la escritura y lectura de información se reparte entre distintos discos, por lo cual la velocidad aumenta.

Sin embargo, no todos es perfecto, por lo cual las dos principales desventajas de los sistemas RAID son:

  • Pérdida de datos: ningún sistema RAID es completamente inmune a la pérdida de datos, ya que todos pueden ser afectados por fallos físicos de los discos. Por lo cual la realización de copias de seguridad es fundamental.
  • Recuperación de datos: además, la recuperación de datos es muy compleja, al ser repartida entre varios discos.

¿Cómo elegir el sistema RAID más adecuado para mi empresa?

En la actualidad existen distintos tipos de sistema RAID, llamados niveles, que son contraseñados por siglas numéricas. La elección del sistema RAID para nuestra empresa se hará teniendo en cuenta de los requerimientos en términos de velocidad, protección de información. Vamos a ver los principales niveles y los beneficios asociados:

  • RAID 0: utiliza dos o más discos de forma conjunta, repartiendo de forma equitativa los datos entre ambos. Las altas prestaciones de velocidad son la principal característica de este nivel, que sin embargo no proporciona redundancia y, por lo tanto, seguridad para los datos. Hay que por lo cual recurrir a soluciones de copia de seguridad.
  • RAID 1: utiliza dos o más discos aunque siempre en número par, duplicando la información. El sistema se basa en la redundancia, por lo cual es resistente frente a los fallos físicos de los discos que lo componen. La información que se escribe en la mitad de discos disponibles está duplicada en la otra mitad, por lo cual se sacrifica la velocidad de transferencia.
  • RAID 5: similar al RAID 1, sin embargo utiliza 3 discos para la redundancia, por lo cual la perdida de capacidad total es del 33% RAI frente al 50% del anterior nivel. Es una configuración habitualmente utilizada en un sistema de almacenamiento NAS (Network Area Storage).
  • RAID 0+1: el primero de los niveles híbridos, combina las ventaja de un RAID 0 (velocidad) con un RAID 1 (redundancia), necesitándose a cuatro discos duros. Se crean dos sistemas RAID 0 según la lógica de redundancia de RAID 1.
  • RAID 1+0: similar al anterior, pero de forma invertida, creando un sistema RAID 0 entre un conjunto de RAID 1.
  • Otras configuraciones son RAID 50 y RAID 60: se trata de combinaciones de RAID 5 con RAID 0 y de RAID 6 y RAID 0.

El sistema RAID trae muchos beneficios pero hay que ser conscientes de sus límites e implementar una estrategia para evitar la pérdida de datos.

New Call-to-action