gestion de empresas
Tiempo de lectura: 3 minutos

La personalización que hace posible la diferenciación es uno de los puntos fuertes de las aplicaciones cloud, aunque sus ventajas van más allá. Apostar por la computación en la nube para la gestión de empresas supone experimentar un impulso a la productividad, una mejora en la seguridad, una mayor alineación con los requisitos de cumplimiento, más rentabilidad y una movilidad efectiva.

¿Sabías que el 60-70% de todo el gasto en software, servicios y tecnología estará basado en la nube para 2020? (Forbes)

Pese a que en España tenemos buenas condiciones para la adopción cloud, en comparación con otros países europeos, todavía existe un porcentaje muy elevado de negocios que no terminan de dar el paso a este entorno para optimizar la gestión de empresas. Es hora de dar el salto. ¿Quieres conocer las ventajas de las apps en la nube para la administración de tu compañía? ¿Listo para avanzar hacia una nueva forma de gestionar tus procesos?

Los beneficios de la gestión de empresas cloud

La nueva gestión de empresas se apoya en el cloud. La nube ofrece a cada negocio diferentes posibilidades a través de modelos de implementación de cloud computing local, alojado o híbrido, y mediante el tipo de solución IaaS, SaaS o PaaS que mayores ventajas pueda reportar.

Cada empresa elige cómo explotar el potencial de las aplicaciones cloud, que le permiten disfrutar de beneficios como los siguientes:

  • Recortar costes y mejorar la rentabilidad de las operaciones.
  • Impulsar la productividad, al aumentar la eficiencia de los procesos.
  • Hacer más efectiva la movilidad y fomentar la colaboración.
  • Mejorar el flujo de caja, al evitar cuellos de botella y las limitaciones de las operaciones manuales.
  • Elevar los niveles de seguridad, gracias a la protección de los proveedores de servicios en la nube y a las capacidades de recuperación de desastres informáticos que brindan.
  • Ser más competitivos en todos los mercados, gracias a la desaparición de barreras como el coste tecnológico de entrada.

Además, no hay que olvidar que la eficiencia de la infraestructura y su adaptabilidad, unida a la racionalización del gasto en IT que lleva consigo actúan como impulsores de distintos tipos de innovación que terminan identificando al negocio. Nuevos productos y servicios que mejoran la propuesta de valor que hacen a sus consumidores al tiempo que agilizan y dotan de mayor calidad a los procesos internos. Aprovechar los beneficios de las aplicaciones cloud puede suponer una gran diferencia para el futuro de las operaciones y la relación con los clientes.

En Europa, la nube híbrida es el método preferido de adopción para la gestión de empresas, según un informe reciente de NetApp, que confirma que el traslado a la nube busca aumentar la seguridad de la información y que el cloud se emplea principalmente con dos propósitos: almacenamiento y respaldo.

La tendencia anima a las organizaciones de cualquier tamaño a ganar en agilidad, exprimir su flexibilidad y adoptar un modelo más dinámico, el que les espera en las nubes.

¿Sabes cuál es la infraestructura cloud única en España que cuenta con el respaldo de Oracle?

New Call-to-action